SOCIEDAD NACIONAL DE OTALMOLOGÍA Y ORTÓPTICA DEL GUAYAS
A- A A+
Síguenos en:  

Ojo Seco

  • ¿Qué es el Ojo Seco? +

    El Ojo seco es una enfermedad que afecta al 30% de la población adulta, que algunos autores la califican como “la enfermedad mas frecuente en oftalmología, aunque afortunadamente solo a veces la mas grave…”
    La superficie del ojo está cubierta por una delgada película liquida conocida como film lagrimal.

    Esta película está formada por tres capas:

    • Interna, mucosa, en contacto con la córnea y la conjuntiva; hace que la capa acuosa se adhiera a la superficie del ojo.
    • Media, acuosa, formada por agua, sales y proteínas, siendo su volumen del 98 %
    • Externa, oleosa, formada por la secreción de las glándulas que se encuentran en el borde del párpado que evitan la evaporación de la capa acuosa.

    Funciones del film lagrimal

    • Alisa las irregularidades de la córnea
    • Superficie de refracción anterior
    • Regula la hidratación corneal
    • Principal fuente de oxigeno de la córnea
    • Lubricante
    • Contiene sustancias antibacterianas
    • Elimina células exfoliadas y cuerpos extraños

    La lágrima se forma fundamentalmente en la glándula lagrimal principal, ubicada en el canto externo de la órbita. Normalmente, en cada parpadeo la lágrima es distribuida por todo la superficie del ojo.

    Cuando por alguna causa se altera una de las capas del film lagrimal, se alteran el resto y como consecuencia comienzan los signos y síntomas de sequedad, si estos persisten aparecen las lesiones en la superficie ocular que pueden desencadenar alteraciones permanentes.

    Causas de deficiencia lagrimal

    • Por causa ambiental (ambiente laboral, A/C, monitores de computadoras, etc.)
    • Por edad
    • Por iatrogénia (Medicamentos para hipertensión, ansiolíticos, antidepresivos, etc.)
    • Por complejo sicca (Asociada a sequedad bucal y vaginal)
    • Por alteración anatómica de los parpados
    • Por lesiones fisico – quimicas (quemaduras, uso de lentes de contacto, etc.)

    La producción de lágrimas disminuye normalmente con la edad. Aunque los ojos secos pueden ocurrir en varones y mujeres a cualquier edad, las mujeres, especialmente después de la menopausia, son generalmente las más afectadas.

    Los síntomas más comunes suelen ser: sensación de arenilla, ardor, picazón, visión borrosa, ojos enrojecidos, fotofobia (molestia a la luz) infecciones a repetición y dolor.

    El ojo seco puede presentarse según su gravedad como leve (sin lesiones en superficie), moderado (con lesiones reversibles) y grave (con lesiones reversibles pero con secuelas severas).

  • Tratamientos Curativos +

    El oftalmólogo debe ser el especialista que indique al paciente el tipo de humectante ideal, de acuerdo con el tipo y la gravedad del ojo seco.

    Para llegar al diagnostico de tipo y grado de ojo seco es necesario realizar diferentes pruebas:

    • Subjetivas: evaluación oftalmológica visual
    • Objetivas: tinciones especiales de la superficie, test para evaluar la cantidad (Schirmer) y calidad del film lagrimal y pruebas de laboratorio.

    Colirios

    El reemplazo de las lágrimas con lágrimas artificiales es la base del tratamiento. Las lágrimas pueden ser usadas tantas veces como sea necesario, una o dos veces en el día o varias veces en una hora según si poseen o no conservantes.

    El ojo seco suele cursar con inflamación en la superficie por lo que es recomendable comenzar el tratamiento con antiinflamatorios esteroides (corticoides) en conjunto con lubricanes, siempre bajo supervisión del especialista.

    Conservando las lágrimas

    A veces es necesario ocluir temporaria o permanentemente los canales de drenaje de las lágrimas. Este cierre crea un reservorio de lágrimas que las mantiene durante un tiempo más prolongado.

    Otros métodos

    Mejorar el medio ambiente, usar humidificadores, usar gafas protectoras, evitar en lo posible, cuartos calientes, secadores de pelo, días ventosos, o todas las cosas que se encuentren en el aire y sean irritantes, especialmente el humo del cigarrillo.

  • 1